Seguidores

miércoles, 16 de julio de 2008

Horst Buchholz, el James Dean alemán



Estuve pensando en muchos actores, que despertaron admiración en mí, y me vinieron varios nombres a la cabeza, pero me detuve en Horst Buchholz, porque tuvo ese "no se qué" que siempre me atrapó y me gustó en cuanta película pude verlo. Y noté que está un poco olvidado así que lo menciono aquí en este corto relato, dándome cuenta que pasaron cinco años de su muerte.


El fenómeno hollywoodense engulle a toda estrella o astro que surga en Europa o en otro continente, enceguece con sus luces y no nos permite ver a grandes actores, guionistas, dramaturgos o cineastas que hacen una tarea impresionante fuera de los Estados Unidos. Si el artista proviene de Europa, se destaca su carrera solamente cuando conquista Hollywood que si bien es la Meca del Cine, es también el Cementerio de Personas. Muchos consiguieron zafar de las garras de este monstruo y permanecer con una carrera estable sin terminar en una desgracia. Horst Buchholz fue un ejemplo de supervivencia en un país que le era ajeno. Permaneció fiel a su patria, Alemania, fiel a su formación europea, a sus valores y principios. Consiguió la fama en Estados Unidos y por ende en el mundo, pero siguió trabajando para el cine europeo.


Horst Buchholz nació en Berlín en 1933 y ahí murió en 2003, de padre alemán y madre danesa, de origen humilde, desde su juventud tuvo que trabajar para pagar sus estudios en escuelas de teatro. Consiguió una sólida formación, realizó varios filmes en su país por lo cual se ganó un lugar de privilegio en la escena nacional. De un estilo definido y particular, por su forma de ser rebelde y contestataria, lo identificaron inmediatamente con James Dean, y fue conocido como el representante de la rebeldía pero en versión alemana. Debutó en cine en su país en 1949 con pequeños papeles. Entre 1952 y 2002 realizó más de 60 películas de las cuales solo mencionaré tres: En 1955 ganó el premio a mejor actor en el Festival de Cannes por "Himmel ohne Sterne". En 1960 conformó el elenco insuperable de "Los Siete Magníficos", donde compartía escenario junto a Charles Bronson, Steve McQueen y Yul Brynner.

Hollywood ya era suyo. Luego fue nominado al Oscar por su labor cómica en "Uno, Dos, Tres", dirigida por Billy Wilder, y su impronta ya estaba en la mente de todos. De sólida formación teatral Buchholz tenía también una amplia cultura, hablaba con fluidez inglés, francés, italiano, español y ruso, lo que le permitió encarnar roles de diferente magnitud, con total naturalidad.


Vaya pues mi homenaje a este actor alemán.


Alexandra


3 comentarios:

Mystic dijo...

Hola Alexandra
Honestamente, es la primera vez que escucho el nombre de este actor y, aunque vi la película "Uno, dos, tres", nunca reparé en él. Voy a tener que hacer una búsqueda cinematográfica para conocerlo JAJAJAJA
"Los siete magnificos" está en mi lista de pendientes porque Charles Bronson me cae como patada al hígado. JAJAJAJAJA
Gracias por poner esta información. Todos los días se aprende algo, ¿no?
Un saludo. Mystic

Alexandra Scaffino dijo...

Fiel lectora Mystic gracias por tu comentario. Soy una buscadora de actores y recordé a Buchholz por casualidad, como suele pasar a veces. Trataré de esmerarme cada día para que los lectores saquen provecho de lo que hago que es con mucho amor y dedicación a pesar de que sea un blog humilde y sencillo.
Saludos
Alexandra

pedro victor tapia alvarado dijo...

me auno a los buenos comentarios de éste actor.yó lo admiré desde la bahia del tigre.una pelicula inglesa con jhon y ailey mills.gracias